julio 2016

Voz que resuena en el silencio

Poco antes de consumar el sacrificio expiatorio que vencería a la muerte y al pecado, y restauraría el reino de la gracia en nosotros, abriéndonos las puertas del Cielo, Jesús quiso reunirse con sus discípulos en el Cenáculo para celebrar la gran fiesta que evocaba a la Antigua Alianza

Solemnidad de San Pedro y San Pablo, Apóstoles

Un simple pescador de Betsaida proclama que el hijo de un carpintero es realmente Hijo de Dios, por naturaleza. Allí fue plantado el grano de mostaza, del cual nacerían las iglesias, las ceremonias, las universidades, los mártires, doctores y santos, en fin, la Santa Iglesia Católica, Apostólica y Romana.

Comentario al Evangelio – Domingo XVI del Tiempo Ordinario

EVANGELIO -Mientras iban caminando, Jesús entró en un pueblo, y una mujer que se llamaba Marta lo recibió en su casa. Tenía una hermana llamada María, que sentada a los pies del Señor, escuchaba su Palabra. Marta, que estaba muy ocupada con los quehaceres de la casa, dijo a Jesús: “Se- ñor, ¿no te importa que mi hermana me deje sola con todo el trabajo? Dile que me ayude”.

Tesoros del Rosario

Con el corazón ardiendo de amor a María Santísima, San Luis María Grignion de Montfort, nos da una excelente explicación del Ave María, para poder comprender mejor el tesoro que tenemos en nuestras manos.

Los Abuelos de Jesús: San Joaquin y Santa Ana

El 26 de julio la Iglesia conmemora a los abuelos de Jesús, padres de Nuestra Señora. Dios bendice el matrimonio, y San Joaquín y Santa Ana, ya ancianos, conciben una hija: la Inmaculada Virgen María.

Santa María Magdalena

Para el amor de Dios, nada es imposible. Es en el atardecer de la vida, que seremos juzgados según el amor. Los Evangelios nos cuentan la historia de Magdalena.

Primero Dios

Aunque hayamos nacido en una familia cristiana, haber sido educados religiosamente, estar viviendo en una sociedad con raíces católicas, eso no nos dispensa de: “renovar la elección de ser cristianos, es decir, dar a Dios el primer puesto, frente a las tentaciones que una cultura secularizada propone continuamente, frente al juicio crítico de muchos contemporáneos” (Benedicto XVI, 14.02.2013).

La Medalla de San Benito

En las antiguas medallas aparece, rodeando la figura del santo, este texto latino en frase entera: Eius in óbitu nostro preséntia muniámur. “Que a la hora de nuestra muerte, nos proteja tu presencia”. En las medallas actuales, frecuentemente desaparece la frase que es sustituida por esta: Crux Sancti Patris Benedicti, o todavía, más simplemente, por la inscripción:Sanctus Benedictus.

El Manto de Nuestra Señora

La Santa Iglesia nos ofrece muchos recursos para alcanzar nuestro objetivo supremo: la eterna salvación. El uso del Escapulario es uno de los más eficaces.

Que la oracion sea como el aire que respiran…

Que nuestra oración sea como el aire que respiramos. Con un amor extraordinario - San Alfonso María de Ligorio - nos explica cuan importante es la oración delante de Dios.

Entradas recientes

¡Bendito el día que la vio nacer!

El hecho más glorioso de la Historia, después de la Ascensión

¿Cómo será el Reino de María?

Irremediable accidente, prodigiosa curación