Espiritualidad

Necesidad de la devoción a la Santísima Virgen

Nacimos para la vida de la gracia por la omnipotente intercesión de María Santísima y a Ella deben dirigirse nuestras súplicas de progreso espiritual y perseverancia. Plinio Corrêa de Oliveira San Luis María Grignion de Montfort dedica el primer capítulo del Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen...

Las cruces de la convivencia

En el trato con las personas, una palabra, una mirada, un gesto, pueden contribuir para el progreso o decadencia en la vida espiritual. Así, soportando los pequeños padecimientos del relacionamiento humano, colaboramos con la obra de la Redención a la cual misteriosamente, Nuestro Señor quiso, asociarnos. Dr. Plinio Corrêa de...

Madre de Dios y Madre nuestra

Dios, estableciendo la unión hipostática con la naturaleza humana, dignificó toda la Creación. Quiso que esa unión se diese en el seno virginal de María Santísima, Aquella que supera a todas las simples creaturas. La importancia de la Maternidad Divina de Nuestra Señora para la piedad católica está en que...

Los Magos, modelo de adoradores

El 6 de enero celebramos con júbilo la Epifanía, la manifestación de Dios a todos los pueblos. Es una fiesta importante del calendario litúrgico. Los ecos de esta celebración popular encantan a los niños… y a los adultos con fe.

Adviento

Espectativa ante el esperado de las naciones, del anunciado por los profetas, del Mesías

Materna y omnipotente realeza

Sobre cada una de las cualidades y virtudes de la Madre de Dios, el Dr. Plinio fue tejiendo comentarios que constituyen verdaderos himnos de abrasado amor, como este en el cual describe uno de los mayores y más bellos títulos de María Santísima.

Del Carmelo al Reino de María

En el ápice de las apariciones en las que la Virgen proclama la efectuación de su realeza, aparece revestida del traje de su más antigua devoción.

Imágenes de la Virgen de Fátima lloran en América Central

Nueve imágenes de Nuestra Señora de Fátima, un azulejo de la Madre del Buen Consejo y una imagen de San José derramaron copiosas lágrimas en Costa Rica y en Guatemala. Humanamente hablando, no hay explicación

EL MEJOR FUNDAMENTO DE NUESTRA CONFIANZA

Si quæris cælum, anima, Mariæ nomen invoca… – Invoca el nombre de María, oh alma, si deseas alcanzar el Cielo. Al nombre de María, las culpas huyen, y las tinieblas, el dolor, la enfermedad, las heridas”. Esta sencilla oración, cuyo origen se pierde en las antiquísimas tradiciones de la Iglesia, es una hermosa glosa de la exclamación del salmista, todavía más antigua: “Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo” (Sal 22, 4).

No queremos pactar, ni retroceder

Contra Vos, Señor, conspiraron vuestros enemigos. Amotinaron sin mucho esfuerzo al ingrato populacho, que ahora hierve de odio contra Vos. Odio: eso es lo que os rodea por todas partes, os envuelve como densa nube, arremete contra Vos como oscuro y frío vendaval.

Entradas recientes

¡Bendito el día que la vio nacer!

El hecho más glorioso de la Historia, después de la Ascensión

¿Cómo será el Reino de María?

Irremediable accidente, prodigiosa curación