Misión en Ruanda

Kigali, 13 de junio de 2016

Salve María!Ayer a las 8 de la mañana la Catedral de Byumba estaba llena hasta la bandera! 

 La entrada de la Virgen fue muy animada con los cantos ruandeses, y al llegar al altar el Pe Emanuel, párroco de la Catedral, la coronó.

La misa fue solemne, cantada de inicio a fin, con músicas regionales y tradicionales, en Kyriaruanda, francés y Latín. La finalidad por la que fuimos a esta ciudad es para lanzar el apostolado del Oratorio en la diócesis de Byumba. 

 La diócesis de Byumba tiene 19 parroquias y 100 padres. Viven aquí más de 1.400.000 almas de las cuales 50% son católicas. La parroquia más lejana está a 50 Km y es frontera con Uganda y Tanzania. La Catedral atiende a más de 20.000 feligreses.

 Al finalizar la misa, que duró dos largas horas, nos dijo uno de los sacerdotes, para que fueramos a desayunar,  el refrán del misionero: «El misionero tiene que comer, de lo contrario Africa se lo come…»

No muy lejos de aquí, dentro de Uganda, fue el martírio de los jóvenes ruandeses que servían en la corte del rey Mwanga II. Este déspota personaje hizo una severa campaña contra los cristianos en 1885 a 1887 que habían sido convertidos recientemente por los Padres Blancos.

Agradecemos a todos sus oraciones y ayudas para esta misión

Compartir
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Entradas recientes

¡Bendito el día que la vio nacer!

El hecho más glorioso de la Historia, después de la Ascensión

¿Cómo será el Reino de María?

Irremediable accidente, prodigiosa curación